La importancia del escenario para el orador

Parte de la investigación ha revelado la importancia que tiene para el orador el escenario donde se va a dar la charla. En un principio se decidió crear tres prototipos de salas o escenarios en los que ubicar al orador. Como escenarios tenemos una sala con un espejo, en la que preparar el discurso antes de hacerlo frente a una audiencia, una pequeña sala de reuniones, para enfrentarte a un público reducido, y una sala de cine, donde te encuentras delante de una audiencia mayor.

Sin embargo, tras diversas reuniones del equipo y tras probar los prototipos, se ha decidido crear cuatro salas diferentes. Se mantiene la sala del espejo, ya que es importante poder practicar sin audiencia. Otra de las salas será una sala pequeña, con poca audiencia, como puede ser una sala de reuniones. La tercera sala tendrá una capacidad de audiencia mayor, sin ser una gran audiencia, como por ejemplo un aula, donde el orador tendrá frente a él a una audiencia de entre 30 y 50 personas. Y por último, en lugar de la sala de cine utilizada en el prototipo, se creará un teatro. Esto es importante ya que el teatro consiste principalmente en un escenario y un patio de butacas, y a su vez el escenario se puede dividir en proscenio y antescenio. El lugar en el que decida colocarse el orador también influirá en la audiencia.